El guardián en el centeno

"Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños. Y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilándolos. Sólo yo. Estoy al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan a él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adonde van, yo salgo de donde esté y los atrapo para que no caigan. Eso quiero ser yo, un guardián entre el centeno".

Holden Caulfield (El guardián entre el centeno-J.D.Salinger).

miércoles, 20 de junio de 2012

¿Falta de presupuesto o falta de escrúpulos?


Los problemas para cubrir los servicios de seguridad en los juzgados madrileños sacan a la luz lo más oscuro de las especulaciones en los contratos al estado.
Tan sólo se presentó Esabe al concurso para la adjudicatura de una contratación por valor de 14 millones de euros. El resto de las empresas de seguridad alegan que para ser viable, habrían de ser 15 millones de euros.
Las empresas de seguridad afinan en los precios y mucho, los vigilantes lo sufrimos a menudo en nuestras carnes y lo sabemos muy bien. Si Esabe a pujado a la baja a sido para "tapar agujeros" ¿dónde están los mecanismos de regulación para evitar contrataciones fraudulentas?
Esabe no ha podido acceder al contrato, gracias a Dios, los sindicatos la han acusado de continuos impagos, de lo cual yo mismo doy fe, puesto que cuando fui subrogado, ellos me dejaron sin pagar casi 200 euros, por lo que yo me negué a firmar el finiquito.
Os dejo un enlace con unos titulares que no tienen desperdicio:
http://www.eldiario.es/zonacritica/2012/05/28/aguirre-no-puede-renovar-la-seguridad-de-los-juzgados-porque-solo-una-empresa-con-impagos-acude-a-su-concurso/

1 comentario:

Nuria De Espinosa dijo...

Una verguenza más de este país, las leyes están hechas para los poderosos, un saludo Beni